mamá estrees asm 2

Hay distintos síntomas que te dirán si  eres o estás a punto de ser una mamá estresada. Actualmente, las mamás no solo se enfocan en las tareas del hogar y a sus hijos, si no que tienen otros roles como un trabajo fijo o su propio negocio. Esto implica más esfuerzo por llevar a cabo distintas tareas importantes en tu día a día.

Las actividades que conllevan la crianza infantil parecen interminables. Todos los días debes preocuparte por si tus hijos comen, hacen la tarea, que si están enfermos, si se portan bien, etc. Esto puede llegar a causar cansancio físico que puede repercutir en tu cuerpo.

Si tú estás estresada lo reflejarás en tus hijos causando que ellos también lo estén. Cuando mamá padece estrés o pierde el control parece que todos en la familia también lo hicieran. De hecho, si estás embarazada puedes trasmitir ese estrés a tu bebé.

A medida que tus hijos crecen, imitan actitudes de sus padres, por lo que ellos aprenden de los adultos que están a su alrededor a controlar su propio estrés. No te preocupes si hay días que quieres tirar la toalla o si te sientes que ya no puedes más, acá te diremos cómo controlar tu estrés.

mamá estrés asmSeñales que estás estresada:

-Tu ritmo cardíaco o presión sanguínea suben.

-Menstruación irregular

-Dolor de cabeza permanente.

-Tienes insomnio y pesadillas (te cuesta conciliar el sueño)

-Colitis, diarrea o estreñimiento.

-Descuidas tu apariencia personal

-No disfrutas tus momentos

-Te sientes incapaz de cumplir con todas tus responsabilidades

-Te desesperas y enojas con facilidad

Soluciones:

-Relájate con ejercicios o pasatiempos favoritos

-Haz tiempo para ti, si se puede lograr

-Toma descansos durante tu día

-No intentes hacer todo tu sola, delega actividades, pide a tu esposo que te ayude en ciertas actividades.

-Mejora tu apariencia, relájate.

mamá estrés 3 asm

Si estás pasando por postparto debes saber que esta es una etapa difícil con muchos sentimientos y emociones encontradas. Por esto, debes encontrar un balance, animarte, arreglarte y romper con el mito que el postparto es una etapa complicada. Ser mamá, sin ninguna duda es la experiencia más hermosa que la vida te regaló, dar la vida y estar pendiente de tus hijos es una bendición, siéntete dichosa y pon en práctica los consejos anteriores. Renueva tus fuerzas y energías para estar bien contigo misma y con tu familia.