emasm1¿Tener o no sexo durante el embarazo? Este es un tabú, el cual se maneja de una forma íntima y personal. Hay mujeres que deciden no tener relaciones sexuales con su esposo los 9 meses, decisión que puede perjudicar a la pareja.

El sexo durante el embarazo es permitido por los médicos, siempre y cuando no tengas riesgos o tu doctor te lo prohíba. De lo contrario, es totalmente permitido hacer el amor, incluso hasta justo antes de que se te rompa la fuente. Muchas mujeres creen que, con el sexo, el bebé saldrá dañado, pero esto es incorrecto. El cuello del útero está sellado por una membrana mucosa y gruesa que lo protege de infecciones.

Algunas veces, el orgasmo puede originar leves contracciones del útero, las cuales son temporales y no son dañinas. Ciertas parejas afirman que durante el embarazo han tenido relaciones sexuales más placenteras, en los primeros y últimos meses. Esto se debe a que la pelvis tiene más riego sanguíneo durante el embarazo, lo cual causa hinchazón en los genitales lo que aumenta la sensación de placer. También, hay más humedad y flujo vaginal.

Sin embargo, hay otras reacciones que pueden ocasionar molestias como lo es la hinchazón de los genitales, cólicos como los de la menstruación o pechos hipersensibles durante o después del acto sexual.

Si te sientes incómoda o no puedes experimentar sensaciones como lo hacías antes de quedar embarazada, es mejor que lo platiquen, dialoguen y que lleguen a un acuerdo juntos. Las relaciones sexuales van más allá de la penetración, es sentirse, abrazarse y besarse.

El deseo sexual que puedas llegar a sentir es relativo. Algunas mujeres sienten más ganas de tener relaciones sexuales y otras simplemente ni piensan en ello. El apetito sexual suele fluctuar dependiendo de tu estado de ánimo.

Durante el primer trimestre, es normal que te sientas cansada, indispuesta o irritable como para hacer el amor. Los cambios hormonales y físicos tienden a abrumar a las mujeres. No obstante, el deseo sexual aumenta cuando las nauseas y cansancio disminuyen, esto suele suceder en el segundo trimestre.

emb1asm

Luego en el tercer trimestre, la mujer se siente más preocupada por el parto y puede suceder que no te sientas a gusto como para tener sexo, no te sientas mal, puesto que esto suele suceder.

Ten en cuenta que debes tener la confianza suficiente con tu pareja para contarle sobre tu ánimo y sobre cómo te sientes. Es crucial mantener una buena comunicación y apoyarse mientras pasan por esta etapa.