aliment

Hay ciertos alimentos que causan adicciones o dependencia hasta más que una droga. Existen ciertos factores fisiológicos o psíquicos que pueden inducirte a un gran desequilibrio físico por la mala alimentación o por costumbres arraigadas.

Desde pequeños, nuestros padres nos enseñan a alimentarnos de una forma determinada. Tenemos costumbres alimenticias que heredamos de nuestros padres y otras que vamos adquiriendo en el día a día.

Entre las adicciones más conocidas se encuentran: la obsesión por comer sanamente, la bulimia, anorexia o beber agua en exceso. Así como los pequeños placeres alimenticios que luego se convierten en grandes adicciones.

Por ejemplo: tomar 2 o hasta 4 tazas de café al día, comer sal refinada (extra de la que los alimentos ya la contienen), comer pan en exceso, consumir dulce a una hora en específico, etc.

al

La adicción del azúcar es más grave que  la que algunos tienen por la cocaína, según reveló un estudio de la Universidad de Burdeos. Cuando consúmes azúcar, la glucosa es absorbida por la sangre, liberando serotonina un neurotransmisor que produce sensación de saciedad. Por esto, el azúcar provoca euforia y sentimientos alegres y hasta de anímo.

Estos efectos momentáneos de bienestar, vienen acompañados con depresión, ansiedad, irritabilidad, nerviosismo por seguir consumiendo alimentos dulces.

Lo mismo ocurre con los carbohidratos refinados como lo son el arroz blanco, refrescos y harina blanca. Al igual que el azúcar, causan esta adicción y satisfacción al consumirlos.

Los carbohidratos que deberías comer con regularidad son: las verduras, frutas, legumbres y cereales, puesto que se acumulan en el hígado en forma de glucógeno y se liberan a medida que tu cuerpo lo necesite. Además, no causan adicción.

Por otro lado, otros estudios afirman que el pan provoca más adicción que la morfina. Hasta cuando sientes su olor, te entra una desesperación por probarlo y comerlo.  Si eres adicto al pan,  es necesario que reduzcas la cantidad que comes al día, esto beneficiará a tu salud.

al,d

¿Cómo evitar la adicción?

Actualmente, es tan común ser presa de los antojos y “necesidades del organismo”. Cuando llevas una dieta balanceada y un control de tu comida, todo es diferente. Es indispensable saber lo que tu cuerpo pide y necesita en cuanto a nutrientes. Llevar un balance de proteínas, vegetales y carbohidratos en cada comida te ayudará a permanecer saludable.

Hay ciertas costumbres que adquirimos en la infancia que es necesario cambiar o dejar atrás. No estreces a tu organismo y no comas solo por comer. Si no tienes hambre al momento de tu almuerzo come algo más ligero.

Si eres dependiente de snacks y sientes que es una tentación tenerlos en tu casa, es mejor no comprarlos. La voluntad juega un factor fundamental para poder liberarte de cualquier adicción.