Asm1

Si pensabas que estar embarazada es un pretexto para no hacer ejercicio, te equivocas. En el embarazo, es importante que te mantenerte en actividad, si así lo considera tu médico.

Hay varias opciones que puedes utilizar como hobbies y desestresarte durante esta etapa. En tu tiempo libre, puedes practicarlas, siempre y cuando tomes las precauciones debidas.

Sabías que es 4.5 veces probable que las mujeres que no permanecen activas durante el embarazo tengan una cesárea. Expertos recomiendan que hacer ejercicio durante el embarazo es seguro, saludable y excelente para ti y tu bebé.

Entre los grandes beneficios que obtendrás si te mantienes en movimiento son: dormirás mejor, mejorará tu humor, alivia el dolor de espalda, aumenta tu energía, prepara el cuerpo para el nacimiento y reduce el riesgo de complicaciones como la diabetes gestacional.

Mira estas opciones para que practiques según el trimestre en que te encuentres:

Primer trimestre:

asm2

Cardiovasculares: caminar, nadar, bailar y aeróbicos de bajo impacto.

De flexibilidad y fuerzas: yoga, pilates y estiramientos. Son seguros y previenen la distensión muscular.

De Kegel: Fortalecen los músculos pélvicos.

Segundo trimestre:

asmes4

Cardiovasculares: caminar, nadar, bailar y aeróbicos de bajo impacto.

De flexibilidad y fuerza: yoga, pilates y estiramientos.

De Kegel: músculos pélvicos preparándose para dar a luz.

Tercer trimestre:

asm45

Cardiovasculares: moderados como nadar y caminar.

Remo suave: este ejercicio tiene un menor impacto para tu pancita.

Flexibilidad y fuerza: yoga, pilates y estiramiento.

Keguel: practícalos con más regularidad.

Evita:

-Saltos o giros bruscos

-Hacer abdominales

-Acostarte sobre ti

-Evita deportes en los que puedas lastimar tu barriga