shutterstock_226319182

 

Cuando un niño escucha navidad se imagina a Santa trayéndole el regalo que más anhela. Al llegar por la víspera navideña, miles de niños al rededor del mundo esperan la madrugada del 25 para abrir sus tan ansiados regalos.

No vas a negar, que tú también creíste en Santa. Es una tradición que perdura con el pasar del tiempo. Te acuerdas cuando escuchabas la frase: «si no te portas bien, Santa no te traerá regalos». Y es que son los mismos padres los que alimentan esta ilusión tan linda en los niños.

Es común que en algún momento de la infancia los chicos empiecen a cuestionarse la existencia de Papá Noel. Expertos afirman que esto sube aproximadamente a los 8 o 9 años.

De hecho, desde antes de esta edad, los niños disimulan su escepticismo y esperan con ansias que llegue el regalo que se ganó durante todo el año. Los pequeños se dan cuenta de la realidad cuando ven tantos Santas en el mall, en la televisión, cuando escriben su cartita y no va para ningún lado o cuando ven a sus papás poniendo los regalos en el arbolito.

En 2008, un estudio publicado en Psychological Reports evaluó las emociones de 600 niños en fila para conocer a Santa Claus en el centro comercial. De los niños, el 80% se mostró indiferente, mientras que el 87% de los padres parecía estar contento.

No tiene nada de malo crear esta ilusión en tus hijos, puesto que es una manera de animarlos a que se porten bien. Incluso, muchas familias en navidad se reúnen para entregar regalos y un integrante se disfraza de Santa, lo que provoca una gran emoción en los más pequeños.

Si tu hijo te cuestiona esta interrogante, es importante que contestes con la verdad. Sin embargo, si no lo hace, déjalo que se de cuenta por sí solo.

Los investigadores muestran que los niños que participan en juegos de fantasía tienden a desarrollarse mejor y a avanzar cognitivamente. No es una algo dañino, ni perjudicial para ellos.

 

shutterstock_156220142.jpg

 

¿Cómo pueden darse cuenta lo niños que Papá Noel no existe?

-El internet: es uno de los medios con más fácil acceso en la actualidad. Por lo cual, los niños pueden buscar las dudas o preguntas que tengan.

-La televisión: con alguna historia de navidad que cuente la verdad.

-Por medio de los papás: a veces, los padres prefieren contarle la realidad a sus hijos.

-Al descubrir a algún familiar disfrazado: los niños son listos e inteligentes y pueden deducir fácilmente quien es realmente Papa Noel.