happy-1280-909-wallpaper

 

¿Los polos opuestos se atraen? Esta parece ser una interrogante que siempre nos sacará una que otra duda. Sin embargo un estudio realizado por las universidades de Kansas y Wellesley en Massachusetts en Estados Unidos, confirmó mediante que las personas con características diferentes tienden a tener relaciones mucho más fructíferas y perdurables en el tiempo. Es decir, que en la elección mutua, sobreviven a largo plazo las parejas que son afines los unos a los otros.

Mediante este análisis, comprobamos que la compatibilidad al 100% no es buena y que las diferencias promueven el crecimiento en pareja. Es decir que: «Los polos opuestos se atraen».

OppositePoles-large

Para llegar a esta conclusión, los expertos reclutaron a un total de 1,523 parejas (independientemente de si estaban involucradas amorosamente o de si se trataba de pares de mujeres o de hombres) y le pidieron a cada uno de ellos que conteste una breve encuesta sobre sus rasgos de personalidad, actitudes, valores, actividades recreativas y consumo de alcohol o drogas.

Al obtener estos datos, los investigadores pudieron determinar el porcentaje de similitud entre ellos según aspectos como: la cercanía, la intimidad, y el tiempo de relación, descubriendo que la frecuencia de estas variables alcanzaba el 86%.

Angela Bahns, profesora asistente de psicología en la Universidad de Wellesley, y Chris Crandalla, profesor de psicología del establecimiento de Kansas, fueron los autores principales del artículo, el cual ofrece un rotundo cambio de paradigma en donde el descubrimiento más sorprendente encontró a las relaciones de personas más favorables si sus integrantes coincidían en muchos aspectos.

Tras realizar un seguimiento de los voluntarios del estudio, determinaron que el 23% volvió a tener contacto con su «pareja» y que ese porcentaje había presentado precisamente en el cuestionario un alto nivel de características compatibles o de similitudes.

 

A pesar del estudio comprobado, hay muchos expertos que no concuerdan con el resultado. Pueda ser que tú sientas que tienes demasiadas cosas en común con tu pareja y se llevan de maravilla.
¿Tú, qué piensas al respecto?