Vivimos en la era en la cual todos los hogares tienen como mínimo un celular y una computadora o tablet; donde el niño más pequeño que vive en ella tiene conocimiento en como utilizarla. Y lamentablemente muchos padres desconocen que tanto estás mismas pueden afectar en el desarrollo del lenguaje infantil.

Tecnología y niños: mejor regalos activos

Por Joana Hall de Olivares – @cdcpanama

Pero …. ¿Qué tanto esta tecnología podría afectar el desarrollo del lenguaje de tu hijo?¿Cómo están afectando todas esas pantallas el desarrollo del lenguaje infantil?.

Un estudio de 2017 realizado por la Dra. Catherine Birkin descubrió que en un chequeo de 18 meses, el 20% de los niños tenían un uso diario promedio de dispositivo portátil de 28 minutos, según sus padres. Sobre la base de una herramienta de detección del retraso del lenguaje infantil, los investigadores descubrieron que cuanto más tiempo de pantalla portátil informaban los padres de un niño, más probabilidades tenían de que el niño tuviera retrasos en el habla expresiva.

Lee también: ¿Por qué el habla se desarrolla más en unos niños que en otros?

¿Cómo afecta la tecnología el desarrollo del lenguaje infantil?
Por cada aumento de 30 minutos en el tiempo de pantallas, los investigadores encontraron un riesgo de 49% mayor de retraso del lenguaje infantil expresivo.

Los niños pasan un promedio de 4 horas y media al día mirando celulares o tablets. Cada vez más, los niños pequeños también reciben teléfonos inteligentes y tablets. El Dr. Dimitri Christakis, autor principal de las recientes pautas de tiempo de pantalla para niños de la Academia Estadounidense de Pediatría, declaró: 

Los pacientes pediátricos reciben un teléfono inteligente de sus padres después de recibir una vacuna para que puedan calmarse. Están perdiendo la capacidad de calmarse cuando reciben un teléfono inteligente. ¡Necesitan más vueltas que aplicaciones! ”. Además, afirma:“ Un niño que se queda con una aplicación realmente no está aprendiendo nada y se está perdiendo las interacciones humanas críticas ”.

Los niños aprenden a hablar y comunicarse a través de interacciones con otras personas. Así ha sido siempre y así seguirá siendo, a pesar de las nuevas tecnologías que se nos presenten. Los primeros años de vida son cruciales para el desarrollo del lenguaje de su hijo. Es cuando su cerebro es el más receptivo para aprender un nuevo idioma y está construyendo vías de comunicación que estarán con ellos por el resto de sus vidas.

Una vez que se cierra esa ventana, es mucho más difícil para alguien aprender y desarrollar habilidades lingüísticas. 

¿Cómo afecta la tecnología el desarrollo del lenguaje infantil?

Cada minuto que su hijo pasa frente a una pantalla es un minuto menos que podría pasar aprendiendo de sus interacciones con él o practicando sus interacciones con usted. El tiempo frente a la pantalla le quita tiempo que podría (y debería) dedicarse a las interacciones de persona a persona.

«El tiempo frente a la pantalla puede no dañar a su hijo en absoluto, pero ¿está dispuesto a correr el riesgo?«

Las pautas de la Academia Americana de Pediatría para el tiempo de pantalla incluyen:

  • Para niños menores de 18 meses, evite el uso de medios de pantalla que no sean video chat. Los padres de niños de 18 a 24 meses de edad que quieran introducir medios digitales deben elegir una programación de alta calidad y verla con sus hijos para ayudarlos a comprender lo que están viendo.
  • Para niños de 2 a 5 años, limite el uso de la pantalla a 1 hora por día de programas de alta calidad. Los padres deben ver los medios junto con los niños para ayudarlos a comprender lo que están viendo y aplicarlo al mundo que los rodea.
  • Para los niños de 6 años en adelante, establezca límites consistentes en el tiempo que usa los medios y los tipos de medios, y asegúrese de que los medios no reemplacen el sueño adecuado, la actividad física y otros comportamientos esenciales para la salud.
  • Designe momentos libres de tecnología juntos, como cenar o conducir, así como lugares libres de los mismos en el hogar, como dormitorios.

En mi práctica personal, cuando diagnostico a un niño con un retraso expresivo del lenguaje que puede haber sido causado por pantallas, educo a los padres para que disminuyan el tiempo de pantalla y utilicen actividades de la vida diaria para estimular el mismo. Es necesario mayor interacción para lograr mayor comunicación.

Si te gustó la nota sigue a Joana aquí.
Para mayor información visita la web cdcpanama

Casada, Alegre y amante de la Lectura. Fonoaudióloga Bilingüe, con una Maestría Autismo, Intervención Psicoeducativa/Conductual, Certificada en Terapia de Pensamiento Social ® y Terapia OroMotora. Enamorada de mi Profesión y siempre dispuesta a compartir mis conocimientos Estoy para servirte en mi consultorio Child Development & Consutant Panama