La pandemia del Covid-19 nos ha obligado a usar muchos productos plásticos, más de los que deseamos y deberíamos consumir. Uno de ellos son las mascarillas, producto de uso diario en la actualidad; donde no demoro en saltar la creatividad para producirlas de diferentes tamaños, formas, diseños y materiales.

Por Onanchi Pitano – @onanchi_26

Sí, las mascarillas no son de tela que las lavas y reutilizas, son desechables y es donde entran preguntas como: ¿y ahora donde lo deposito?, ¿se puede combinar con la basura común de mi hogar?, ¿qué alternativas hay para salir de ellas?.

Lee también: Cómo aliviar las reacciones de la vacuna contra el COVID-19

¿Cómo desechar correctamente las mascarillas?

La forma correcta de depositar las mascarillas con las Autoridades de Aseo es meterlas en una bolsa y luego tirarlas a la basura, incluso organismos internacionales recomiendan cortarlas antes de desecharlas para evitar que otras personas, regularmente de escasos recursos, puedan utilizarlas.

mascarillas

Tirarlas en las calles, veredas, paradas, ríos y demás, pone en riesgo nuestra salud y contamina el ambiente. Ya que las mascarillas desechables son de plástico, contienen polietileno y poliéster y no se degradan. El problema es peor cuando llueve y son arrastradas por las corrientes.

Ahora, si deseas ayudar de una manera creativa y buena para el ambiente, puedes meterlas dentro de botellas plásticas transparentes (PET1), generalmente de 1.5 litros, e incluso rellenarlas con otros materiales no degradables como: papel de aluminio y blisters de medicinas. Al tenerlas llenas y limpias, se reutilizan en su forma original como ladrillos para construir edificaciones, casas, muros, etc. A ello se le llama Ecobricks y de hecho ya hay varios Centros de Acopio a nivel nacional.

cómo botar las mascarillas

Ya sabes que puedes hacer con tus mascarillas desechables de manera correcta y responsable, esta en tí la opción de elegir. Recuerda: «Que toda acción individual tendrá una repercusión colectiva».

Otro dato curioso de manera global y donde sigue saliendo la creatividad a la luz, es el caso de CSIC, quienes ya pusieron en el mercado las primeras mascarillas biodegradables.

Si te gustó la nota sigue a Onanchi aquí.